El proyecto Segundas Oportunidades en su período de cierre presenta los siguientes frutos: Se han graduado, hasta hoy, cuatro cohortes o grupos de las tres sedes del programa, en los que certificamos que más de 100 jóvenes completaron su proceso de formación; de ellos, más de 90 eligieron volver a la escuela, conseguir un empleo o iniciar un pequeño negocio. Antes de iniciar el proceso, la mayoría de ellos estaba en alto riesgo de ser parte de los ciclos de violencia que viven sus comunidades, sea como víctimas o victimarios. Ahora, en su mayoría, están haciendo algo positivo para sí mismos y para sus familias. Estos jóvenes, así como los de graduaciones angteriores, completan así un proceso de formación integral que inició en octubre de 2015, que ha buscado desarrollar sus capacidades de liderazgo, servicio y el aprovechamiento de oportunidades para su desarrollo personal.

 

Este sábado 18 de marzo de 2017 completamos otro ciclo de formación de tres nuevos grupos, más de 110 jóvenes reciben un diploma que acredita que han finalizado su proceso de formación de cerca de 800 horas en las diferentes temáticas que se abordan en el programa Jóvenes Constructores. Hay que decir que luego de seis meses, varios de estos jóvenes ya han vuelto a estudiar, algunos ya están trabajando o que están ya en el proceso de poner su propio negocio. Y, seguramente, en unos meses, la mayoría de ellos y ellas seguirán haciendo algo positivo para sus familias y para sí mismos. El camino ha sido complicado para muchos de ellos. Mucha gente no les ha creído capaces de hacer algo bueno. Para llegar hasta acá han tenido que esforzarse y tomar decisiones que quizás antes no se atrevían a tomar o asumir compromisos que no creían que fueran capaces de cumplir. Han aprendido que pueden cambiar su historia.  

Por diversas razones, muchos de ellos han tenido pocos o ningún logro por celebrar en su vida. Hasta hoy. Porque nosotros creemos que culminar Jóvenes Constructores debe ser un motivo de celebración. Porque no es fácil. Nunca lo es.  

Como sabemos lo que cuesta y lo que significa para muchos de ellos, cuando los jóvenes terminan su formación, hacemos un acto de graduación grande, en un lugar al que muchos de ellos nunca se imaginarían haber podido ir.  También para nosotros significa celebrar el fruto del esfuerzo de todos los días acompañando ese proceso de cambio. El acto se realizó en el auditorio Ignacio Ellacuría de la UCA. 

 

© 2017 Cáritas El Salvador. Todos los derechos reservados.
Website by Heavy Web Design